Parque Nacional Llullaillaco

Se ubica en la parte sur de la cordillera andina en la región de Antofagasta… Muy bonito y difícil acceso.


Es un Parque Nacional relativamente joven, pues fue creado en 1995. Cuenta con 268.671 hectáreas, que se extienden por extensas áreas altiplánicas y macizos altoandinos fronterizos, rodeado de tres salares. Este parque protege la flora y fauna del desierto que existe entre las cordillera de Domeyko y los Andes.

Debe su nombre al volcán que está en su interior y representa una de las cumbres chilenas más altas. A su vez, Llullaillaco significa en lengua aimara “Agua Caliente”: Viene de Lloclla (caliente) y yacu (agua).

Es uno de los que tienen más difícil acceso y restricciones en sus visitas, debido en gran parte a la existencia de campos minados en su interior, por lo que se recomienda SOLO transitar por los caminos oficiales. Las visitas se deben programar con Conaf de Antofagasta, lo mismo el alojamiento dentro del Parque.

El relieve está claramente definido en cuatro unidades: Precordillera, fosas prealtiplánicas, cordillera de los Andes y Altiplano (o puna), entre los cuales existen lagunas y salares. El clima es de desierto en altura, lo que genera grandes oscilaciones térmicas entre el día y la noche. Presenta esporádicas lluvias, pero generalmente el sol está presente todo el año, a pesar de la nubosidad.

La flora está presente en la cordillera de Domeyko con la paja brava; más al oriente predominan especies salinas y unos pocos árboles de chañar y algarrobo. En los bofedales del Altiplano viven plantas acuáticas, subacuáticas y terrestres. La fauna está representada por el quirquincho de la puna, el guanaco y la vicuña, pero también conviven aquí aves como el pato juarjual o cordillerano, el pollito de mar y la guallata. En los salares y lagunas se pueden ver flamencos en sus tres especies nortinas: Phoenicopterus chilensis, Phoenicopterus andinus y Phoenicopterus jamesi. También hay algunos roedores.

La vía de acceso comienza en el camino que une Antofagasta con la mina la Escondida, desde donde se toma el camino al paso Socompa (25 km. de ripio hasta Estación Imilac), luego una huella de poco más de 50 kilómetros hasta el parque.

No olvidar las recomendaciones de visitar el parque con la compañía de personal de Conaf.

(Visited 42 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *